PEMP de poca altura: alternativa segura a las escaleras de mano

  • Categoría de la entrada:Poca Altura

Plataformas elevadoras de poca altura: alternativa segura a las escaleras de mano

 

En Liftisa apostamos por las PEMP de poca altura como alternativa segura a las escaleras de mano. ¿Sabías que cada vez que se usa una escalera de mano, aumenta el riesgo de sufrir un accidente? Y además, ¿sabías que se corre el riesgo de asumir unos costes muy elevados relacionados con lesiones en la construcción?

Se utilizan un gran número de escaleras de mano en los lugares de trabajo, así como andamios fijos y móviles. Las lesiones en la construcción pueden derivar en tiempo de inactividad, horas extras, aumentos en las primas de seguros o multas por incumplimiento de seguridad para las empresas. Además, para el trabajador lesionado, puede significar gastos de tratamiento médico, tiempo fuera del trabajo, rehabilitación y la posibilidad de necesitar encontrar una posición o trabajo diferente, o puede impedirle trabajar en el futuro. En el peor de los casos, los accidentes o el uso indebido de escaleras pueden provocar la muerte del operario. Es por ello, que hoy en día, cada vez más empresas buscan reemplazar escaleras y andamios por sistemas más seguros.

 

Alternativa a las escaleras de mano

La seguridad y la tecnología han recorrido un largo camino desde que se inventaron las escaleras. Durante décadas, desde la introducción de la primera plataforma elevadora del mundo en 1969, los profesionales de la construcción han utilizado tanto plataformas elevadoras como elevadores de tijera, para realizar trabajos en altura de forma más segura y eficiente. Aun así, incluso las plataformas de tijera tradicionales de tamaño más pequeño (modelos de 5 metros) no siempre son las más adecuadas para completar el trabajo a poca altura en interiores. A menudo, son demasiado grandes para caber en espacios reducidos y cambiar de posición fácilmente. Incluso algunos modelos son demasiado pesados para usar en suelos delicados y no caben en los ascensores para moverlos entre plantas.

 

Sin embargo, a pesar de que hay otras alternativas disponibles, la realidad es que muchos profesionales siguen usando escaleras de mano para trabajos en altura inferiores a 6 metros.

 

El auge de las plataformas elevadoras de poca altura

Cada vez menos espacios abiertos y edificios más estrechos y altos, existe una mayor necesidad de ascensores compactos y ligeros que se puedan mover entre plantas. Esto ha promovido la aparición de las plataformas elevadoras de poca altura. Al igual que las de tamaño superior, las plataformas de poca altura están diseñadas para colocar a las personas en altura. Incluso si están a solo unos pocos metros del suelo.

Sin embargo, este tipo de plataformas están diseñadas con ruedas más pequeñas, ofrecen una altura de trabajo máxima de 6 metros y pesan menos de 900 kilos. Se pueden usar donde anteriormente se usaría una escalera o un andamio debido a las restricciones de peso del suelo o del espacio.

Las plataformas elevadoras de poca altura también están pensadas para ser desplazadas en el área de trabajo, o entre áreas de trabajo, sin necesidad de montaje o desmontaje. Esto permite que los operarios accedan a zonas de difícil acceso a las que quizás no podrían acceder con una plataforma elevadora de tamaño tradicional. Esto permite realizar múltiples tareas con una máquina de forma más segura, productiva y eficiente.

 

Beneficios: seguridad, productividad y eficiencia

Además de los beneficios de productividad y eficiencia, las plataformas elevadoras de poca altura también están diseñadas para reducir la tensión en el cuerpo y disminuir el riesgo de lesiones ergonómicas causadas por movimientos repetitivos, como subir y bajar una escalera para obtener herramientas o materiales. Puede ser un trabajo agotador y provocar lesiones asociadas con la fatiga. Liftisa es una empresa preocupada por la seguridad en el trabajo, y apuesta por la eliminación de las escaleras de mano cuando exista otra alternativa.

Además, muchas plataformas elevadoras de poca altura están equipadas con bandejas para guardar las herramientas y los materiales necesarios, lo que permite que el trabajo se realice de manera más eficiente al reducir los tiempos de ciclo de subida y bajada. Una vez elevado en una plataforma de poca altura, los operarios pueden usar ambas manos cómodamente para trabajar con seguridad en altura, 360 grados completos. Este no es el caso de las escaleras de mano. Los trabajadores a menudo deben usar una mano para mantener el equilibrio, dejando solo una mano libre para realizar una tarea.

 

Dónde se utilizan las plataformas elevadoras de poca altura

Las plataformas elevadoras de poca altura están diseñadas principalmente para aplicaciones de construcción en interiores, como colocar componentes mecánicos y eléctricos, instalar HVAC y conductos o colgar paneles de yeso. Y, dado que son más pequeñas y ligeras que otros tipos de PEMP, también son ideales para trabajos de acabado y equipamiento, como la instalación de alarmas contra incendios o sistemas de rociadores, la instalación (o reemplazo) de iluminación y la colocación de paneles de techo. También tienen el tamaño adecuado para su uso en entornos minoristas, reacondicionando grandes pantallas y actualizando la decoración de temporada, así como en entornos industriales para el mantenimiento de equipos de producción.

 

Estas plataformas, al ser más pequeñas también se pueden utilizar en gran medida en aplicaciones de mantenimiento general, como pintura y limpieza, en todo tipo de edificios e instalaciones. 

Su utilización es perfecta para: 

  1. Instalaciones de salud (hospitales, clínicas y laboratorios). 
  2. Centros educativos (escuelas y universidades). 
  3. Salas limpias. 
  4. Centros de datos. 
  5. Almacenes.
  6. Complejos de oficinas. 
  7. Plantas de producción.
  8. Aeropuertos.
  9. Edificios de gran altura.

 

Cómo escoger una plataforma elevadora de poca altura

Antes de seleccionar una plataforma elevadora de poca altura, se debe tener en cuenta el lugar de trabajo y responder a una serie de preguntas:

  • ¿A qué altura se necesita trabajar?
  • ¿Qué materiales y herramientas se necesitarán para realizar el trabajo en altura?
  • ¿Cuántos trabajadores se necesitarán en altura?

 

Una vez respondidas estas cuestiones, hay que tomar nota de todas las restricciones en el área de trabajo: puertas estrechas, ascensores, suelos sensibles y/o sensibilidad al ruido y las emisiones, etc. Además, hay que tener en cuenta si se va a realizar algún trabajo en exteriores, o si la plataforma sólo se usará en interiores. Finalmente, hay que mirar con atención las especificaciones de la plataforma para asegurarse de que cumpla con los requisitos del sitio.

  • Los más importantes son:
  • Capacidad operativa nominal.
  • Altura máxima de plataforma y altura de trabajo.
  • Especificaciones de peso y presión sobre el suelo (para carga sobre el suelo).
  • Calificación interior/exterior.
  • Fuente de energía (manual, eléctrica o mixta).

 

Liftisa dispone de modelos manuales que no necesitan baterías, sistema hidráulico, aceite ni controles para funcionar. Estas plataformas elevadoras de poca altura sostenibles y ecológicas no tienen fugas y funcionan silenciosamente para trabajar en áreas ambientalmente sensibles, particularmente donde existen restricciones de ruido. Las plataformas eléctricas o mixtas alimentadas por batería también están disponibles cuando los operarios tienen una alta frecuencia de ciclos de subida y bajada. Estas PEMP motorizadas mejorarán la productividad y la eficiencia en este tipo de aplicaciones.

 

El futuro de las plataformas de poca altura

Los avances en estas PEMP de tamaño más pequeño se han centrado únicamente en mejorar la experiencia del operario a través de funciones centradas en la productividad, como bandejas de trabajo para el almacenamiento de las herramientas en altura.

Los accesorios futuros se van a centrar en ayudar a los operarios a completar más tareas, como levantar tuberías y paneles de pared o tirar de cables. Y a medida que la demanda continúe aumentando, es probable que las gamas de productos se amplíe para incluir más altura, peso y configuraciones de plataforma para que los operarios entren en zonas aún más pequeñas y estrechas, como pasillos apenas lo suficientemente anchos para una persona y/o entre sistemas de estanterías y tejas del techo.

 

Observando lo que se necesita para realizar trabajos en poca altura y comparándolo con lo que se puede lograr con una PEMP pequeña, en Liftisa estamos convencidos de que es posible reemplazar las escaleras de mano por este tipo de plataformas elevadoras.

Las oportunidades de mercado para este tipo de plataformas están aumentando rápidamente, ya que se trata de una maquinaria que puede reducir los riesgos asociados con el trabajo en altura y la fatiga del trabajador mientras promueven posiciones de trabajo más ergonómicas.

LO QUE DICEN NUESTROS CLIENTES

Slide

Encantados de recibir máquinas nuevas de alquiler.

A.S. Servi-Conductos

Slide

Muy agradecidos por el trato recibido. Estamos encantados con el formador.

L.C.B Infraestructuras Retamares

Slide

Enhorabuena por el curso, ha sido muy bueno en contenido teórico y práctico. Ha gustado muchísimo.

B.V.F. Obra Social ABANCA

previous arrow
next arrow
¿Tienes dudas? Escríbenos y te contestaremos en unos minutos.