¿Por qué es tan importante la Formación PEMP?

La Formación en el Trabajo en Altura

Cuando debemos realizar un trabajo en altura, lo primero que pensamos es en qué máquina o plataforma necesitaremos, la altura, las dimensiones, el peso, la carga que deberá soportar, etc. No pensamos en quién o quiénes la deberán manejar y si disponen de Certificado de Uso y Manejo adecuado y al día para poder realizar la operación. 

Tener la herramienta idónea para cada trabajo es ESENCIAL, pero hacerlo con conocimiento, información y formación es VITAL.

Lo primero es evaluar qué Formación tiene nuestro equipo de operadores para realizar cada trabajo en altura, lo segundo será encontrar la mejor solución en elevación para llevarlo a cabo.

Seguridad, lo primero. La Formación es el primer paso para conseguirlo.

Así pues, ¿cuando hay riesgo de accidentes?

 

En los trabajos a poca altura es cuando todas las normativas y directrices se relajan, y es cuando ocurren la mayoría de accidentes. 

De hecho, las escaleras son uno de los elementos de uso en el trabajo más peligrosos. En ellas ocurren alrededor de 5.000 accidentes al año. Y 1 de cada 10, suel terminar en incapacidad o muerte.

Por eso, una de las soluciones de acceso de poca altura, como son las plataformas elevadoras pequeñas o manuales, mixtas o autopropulsadas, hasta 6m de altura y de dimensiones muy reducidas, son las mejores opciones para olvidarse por completo de la escalera y de sus riesgos. 

La prevención juega un papel muy importante en el desarrollo de estos trabajos, ya que se pueden evitar muchos accidentes tomando las decisiones correctas. 

Teniendo esto en cuenta, recomendamos realizar una formación PEMP focalizada a accesos de poca altura, que garantice una visión general y una concienciación sobre el trabajo seguro en altura.

 

Los riesgos del trabajo a poca altura. 

Los equipos de acceso de poca altura se deberían utilizar tanto como los de alturas superiores, pero rara vez se asocian a riesgos de seguridad y accidentes. 

Las soluciones de acceso de poca altura se definen como soluciones de acceso con una altura a partir de 2,5m. 

Si lo pensamos bien, es este tipo de solución de acceso el que solemos utilizar a diario. PASMA ha detectado que se calcula que se utilizan 50.000 soluciones de acceso de baja altura a diario, lo que significa que muchos corren el riesgo de no utilizarlas correctamente.

Según el HSE, se producen más accidentes en los accesos de poca altura al utilizar medios como la escalera, que en el resto de trabajos en los que se utilizan soluciones de grandes alturas hasta 20metros.

 

¿Qué tener en cuenta antes del uso de Plataformas de Poca Altura?

 

  • FORMACIÓN PEMP.

Deberás tener la Formación PEMP corresponidente. Informáte de los 6 Cursos. 6 Certificados PEMP, homologados por AENOR que te ofrece LIFTISA.

  • COMPROBACIÓN DEL TERRENO.

Las superficies deben estar niveladas y libres de obstáculos y suciedad. También es importante realizar una comprobación de calidad antes de utilizar la solución de acceso a poca altura, para asegurarse de que todo funciona correctamente.

  • COMPROBACIÓN DE LA PLATAFORMA.

Las soluciones de acceso a poca altura también deben comprobarse antes de cada uso. Si trasladas tu plataforma o haces una parada de la jornada de trabajo, debes comprobar que todo sigue correctamente configurado antes de volver al trabajo. 

Algunos de los errores más comunes en la instalación son: 

  • Omitir componentes.
  • Base no asegurada.
  • Ruedas desbloqueadas.
  • Falta de equilibrio.

Todas las plataformas y soluciones de acceso requieren un buen equilibrio. Si tu equilibrio vacila, corres el riesgo de sufrir una caída, que puede ser perjudicial a cualquier altura. Si trabajas desde soluciones de acceso de bajo nivel, la condición física es fundamental. 

Si el equilibrio es un problema, deberás utilizar soluciones de acceso a baja altura adecuadas, por ejemplo, con barandillas y elementos de seguridad adicionales.

  • USO CORRECTO DE LA PLATAFORMA.

Por último, es el correcto uso de tu solución de acceso de bajo nivel. Al igual que con las soluciones de acceso de nivel superior, se aplican muchos de los riesgos comunes. 

Entre los posibles peligros se encuentran:

  • El sobreesfuerzo. 
  • La subida a la plataforma por encima de las barandillas. 
  • La no observación de los peligros. 

 

Formación de seguridad adaptada  a la poca altura.

En LIFTISA ofrecemos cursos acreditados diseñados especialmente para el trabajo con plataformas de poca altura. Nuestros cursos de formación en seguridad para equipos de elevación a poca altura cubren todo, desde las opciones de diferentes equipos hasta el montaje, el desmontaje, los peligros y los riesgos. 

El curso, de ocho horas de duración, 4 teóricas y 4 prácticas, cuenta también con la opción de utilizar la maquinaria específica de su trabajo.

Si buscas una formación más genérica sobre el trabajo en altura, ¿por qué no pruebas nuestro curso de formación PEMP? No dudes en consultarnos. 

www.liftisa.com

902 100 696

¿Necesitas trabajar en altura? No te preocupes, nosotros nos encargamos.

Chatea con nosotros, te atenderemos en unos minutos.